domingo, 29 de marzo de 2009

BLACITA

Dos ovejas se alejaban
del rebaño muy aprisa,
sin saber, ni darse cuenta,
del peligro que corrían.

Iban balando contentas,
burlándose del pastor,
burlándose de los perros
con mucha y mala intención.

Blacita, la más pequeña,
ve escapar a las ovejas,
y en silencio va tras ellas,
ninguna se ha dado cuenta.

Llegando a la orilla del río,
las ovejas han dudado,
y cogiendo carrerilla
al otro lado han saltado.

Blacita, al llegar al río,
a las ovejas imita,
y al agua fría ha caído
la pequeña de patitas.

Al escuchar los balidos
las dos ovejas se han vuelto,
y al ver allí a la ovejita
el corazón les da un vuelco.

Blacita dentro del río,
a flote intenta salir,
tragando agua, se ahoga,
a punto está de morir.

No saben en que momento
ha aparecido el pastor,
con ayuda de los perros
a la ovejita sacó.

La pequeña está empapada,
pero ha salido con vida,
el pastor mira aliviado
le parece que respira.

Las ovejas pesarosas
sienten mucho lo ocurrido,
no tiene ningún sentido
el peligro que han corrido.

Blacita y las dos ovejas
sin haber sufrido daño,
con el pastor y los perros
contentas van al rebaño.

1 comentario:

  1. Los adultos siempre debemos dar ejemplo.
    ¡Lo que se ve se aprende!

    ResponderEliminar